Veterinaria y gerente

Check-list para el gerente perfecto de una Clínica Veterinaria

¿Eres el gerente perfecto de una Clínica Veterinaria?

Podrías ser el gerente perfecto. Si respondes si a todas las preguntas que planteamos más abajo, eres la persona adecuada para el puesto, si no es así permítenos que te hagamos algún comentario que pueda ayudar a tu vida personal y profesional.

Estamos seguros de que realizas tus tareas muy bien, aunque tenemos el presentimiento de que en algunas cosas podemos mejorar, a nosotros nos pasa igual.

Revisa la lista de más abajo y, si todo lo haces bien, felicitaciones, en caso contrario esperamos que los comentarios te sean de utilidad.

¿Tiene tu clínica un plan de comunicación consistente, incluyendo las Redes Sociales?

Cada vez son más los propietarios de mascotas que exigen una atención personalizada y cercana a través de las redes sociales y otras plataformas online. Si bien es cierto que hay unos canales más propicios para determinados sectores y rangos de edad, se puede afirmar que una empresa sin presencia en Redes Sociales está aportando a su marca una imagen desactualizada y corriendo el riesgo de no atender a las necesidades y quejas de su público objetivo.

¿Eres el gerente perfecto de una Clínica Veterinaria?

¿Sabes cómo hacer una crítica constructiva de utilidad?

La crítica constructiva se ofrece a intervalos regulares, si solo lo hacemos cuando hay algo negativo que comentar, serás odiado por los miembros del equipo, debe ser parte de reuniones periódicas programadas; Se alaga en público, se critica en privado; Se intercala entre cumplidos (técnica sándwich), elimina el “pero” de tus transiciones de cumplidos a críticas y sustitúyelo por “y”. Los cumplidos deben estar relacionados con la crítica constructiva que se está haciendo; cuando trates algo que debe ser corregido, aborda la acción o el comportamiento, no a la persona. La crítica constructiva no debe ser personal, los errores suceden; Sé específico y medible, evita el “siempre”, “nunca”, “todos”, cuando sea posible utiliza datos, permite que los números hablen; La crítica constructiva es corta y dulce, evita dar discursos eternos; Incluye el “por qué” de la crítica constructiva o anímales a que ellos lo aporten, decir que “así es como lo hemos hecho siempre” no es suficiente; por último, recuerda hacer un seguimiento e identifica cuando cambia o no cambia el comportamiento de un miembro del equipo.

¿Eres el gerente perfecto de una Clínica Veterinaria?

¿Tu equipo se siente valorado?

Diles cuanto valoras el duro trabajo que desempeña tu equipo, en general se sienten muy poco reconocidos y esa es una de las principales causas de rotación de equipos. ¿Tienes un programa de beneficios/incentivos? piensa en ello. Da reconocimiento público periódicamente, ¿Qué tal una vez al mes delante de todos esa palmadita en la espalda? Que los compañeros elijan al compañero del mes en votación anónima y manifestando el por qué de la elección estimula los buenos sentimientos del grupo. Sorprende al equipo con regalos al azar, desayunos, comidas, …, y dales las gracias.

¿Tienes controlado el equilibrio entre vida personal y trabajo?

¿Conoces la historia del vaso lleno de piedras redondas, al que le cabe la arena y el agua? https://yolandacuevas.es/2014/05/09/relato-de-piedras-arena-y-cafe/ Aplícalo. 

¿Eres el gerente perfecto de una Clínica Veterinaria?

¿Están bien organizadas tus reuniones, sacamos partido a todo el tiempo empleado, son de utilidad para todos los asistentes?

A veces sucede que, o bien no hay reuniones (muy mal), o bien estas se consideran una pérdida de tiempo, o bien estamos satisfechos con ellas. Establece una agenda y esfuérzate en que se cumpla, se muy respetuoso con la hora de comienzo y la hora de finalización. Todas las personas deben participar y expresar su opinión, que diferentes personas presenten los puntos a tratar y su propuesta de soluciones puede ayudar a implicar a todos los miembros del equipo, principalmente a los que prefieren estar en la sombra. ¿Cada cuanto tiempo son las reuniones con tu equipo?, ¿es esa la periodicidad adecuada?

¿Están las instalaciones de la clínica en perfecto estado?

¿Ha cambiado el aspecto exterior, la pintura está cuidada, tengo “pintadas”, los árboles o setos próximos impiden su buena visibilidad, el programador de luz exterior está en el horario correcto, cada cuanto lo reviso? La misma situación es para el interior, ¿Cuál es el olor? (pregúntale a alguien de confianza que no vaya a la clínica con frecuencia, mejor una primera impresión y muy crítica), la pintura, la parte baja del mostrador, esos lugares donde les gusta dejar la marca personal a nuestros pacientes. Las puertas, los ordenadores, las papeleras, …, haz fotografías y revísalas con crítica extrema, es lo que harán tus clientes.

¿Tienes un buen proceso de seguimiento y revisión de los trabajadores (gestión del desempeño)?

¿Qué puede hacer de manera diferente una persona en su puesto de trabajo? Seguro que algunas cosas, para ello nos ayudan las encuestas 360º, ofrecen una visión completa de la impresión de cada trabajador a nivel individual, con sus compañeros y con sus responsables. Estas encuestas ayudan a mantener una conversación en la entrevista de seguimiento más fluida, sobre todo cuando hay que afrontar comentarios difíciles. Ayudan a que se comprendan mejor los comentarios y ayudan en los planes de desarrollo, también descubren talentos y fortalezas de los miembros del equipo

Para obtener comentarios de interés, piensa en las preguntas que hacer en la revisión. Las preguntas deberían ayudar a identificar comportamientos que son importantes para la visión de la empresa y el equipo. El objetivo es que los empleados tengan una comprensión clara de qué habilidades y comportamientos son importantes y deseados. Si tu empresa tiene un conjunto de valores, incluirlos en las preguntas de revisión puede ayudar a perpetuar aún más la misión y la visión de la empresa.

¿Son satisfactorios tus niveles de productividad, ingresos-gastos?

Trabaja con presupuesto anual, pásalo a trimestre y a meses. Revisa con periodicidad, compara con los datos de mercado, analiza las desviaciones, corrige las variaciones, anticípate, se exigente con los resultados, entrega el mayor beneficio y se contundente cuando hay que serlo.

¿Tienes miedo a ver el saldo del banco?

Si eres el dueño de un centro veterinario, eres el dueño de un negocio y como propietario de un negocio, una de tus responsabilidades es conocer la salud financiera de tu Busca un contable o asesor que hable un idioma que entiendas, ten reuniones periódicas frecuentes, al menos una cada mes, ten en cuenta los flujos de caja y prepara un presupuesto de esos flujos, ayudará a evitar sorpresas y perder ese miedo a ver el saldo del banco. 

¿Eres el gerente perfecto de una Clínica Veterinaria?

¿Te sientes contento con tu desempeño y tus responsabilidades?, ¿deseas compartir con nosotros tus opiniones? ¿te agradaría que desarrolláramos en profundidad alguno de los puntos tratados. Ponte en contacto con nosotros, [email protected] , nos encanta la clínica, nos encantan las empresas veterinarias de éxito.