Add Listing Pide cita

Rehabilitación

¿En qué consiste?

La Rehabilitación es un tipo de terapia no invasiva, que se centra en las relaciones entre los músculos, huesos, nervios, tendones y ligamentos para disminuir el dolor y mejorar la función corporal tras una lesión o enfermedad.

La rehabilitación canina y felina emplea técnicas similares a las usadas en la fisioterapia humana, para lograr uno o más de los siguientes objetivos:

  • Acelerar la recuperación tras una lesión o cirugía.
  • Aumentar la movilidad y la flexibilidad.
  • Mejorar la resistencia y la agilidad.
  • Disminuir el dolor.
  • Facilitar la pérdida de peso.
  • Mantener las funciones y prevenir futuros problemas.
  • Mejorar la calidad de vida.

Tipos de terapias de rehabilitación

Tras una evaluación realizada por nuestros especialistas, diseñamos un plan individual de tratamiento, basándonos en las necesidades del paciente. La mayoría de mascotas puede beneficiarse de un enfoque multidisciplinar, que incorpora terapias como:

  • Masaje
  • Estimulación eléctrica neuromuscular
  • Rango de movimiento pasivo y ejercicios de estiramiento
  • Sesiones de láser o ultrasonido terapéutico
  • Programa de ejercicios terapéuticos
  • Cinta acuática

Estas técnicas pueden ayudar tanto a los animales que sufren disminución de las funciones vitales o que sienten dolor relacionado con la artrosis y el envejecimiento, como a animales obesos o perros de trabajo y de deporte; también es efectiva con los animales que se recuperan de una lesión o cirugía.

¿Cómo saber si tu mascota necesita rehabilitación?

La mayoría de las mascotas puede beneficiarse de alguna forma de rehabilitación.
Está indicada, entre otros, en los siguientes casos:

Ortopedia

  • Cirugía articular
  • Artritis
  • Lesiones deportivas
  • Reparación de fracturas
  • Reparación de tendones y ligamentos
  • Displasia de cadera y codo

Neurología

  • Cirugías postoperatorias de columna o de disco
  • Enfermedad del disco intervertebral no quirúrgico
  • Síndrome de Wobbler
  • Movimiento descoordinado (ataxia)
  • Lesiones de los nervios periféricos
  • Enfermedad nerviosa degenerativa

General

  • Dolor crónico
  • Envejecimiento (debilidad, rigidez, artritis)
  • Reducción y mantenimiento de la obesidad/peso
  • Entrenamiento de fuerza y de aptitud física para los perros de competición y los de trabajo